pero hay un dios que todo lo ve