Supongo que era algo que tenía que pasar